"Estoy muerto": el inquietante mensaje escrito por un niño en una cápsula del tiempo