El ministro de Interior asegura que los "tiempos electorales" no interferirán en ayudar a Francia