La venta de viviendas sociales a fondos buitre fue ilegal