¿Se puede predecir un terremoto como el de Melilla?