El escándalo del rector maestro del plagio llega a EEUU