¿Habrá sido el último Toro de la Vega?