Los ases de la baraja, ante los pactos