Los funcionarios venezolanos sólo trabajarán el lunes y el martes