Balas blancas, víctimas negras