El cine francés limita el sueldo de sus estrellas