Por primera vez, un español es el más rico del mundo