"No había ninguna valla, ni precintos"