Torredembarra, el origen de las presuntas comisiones de CiU