Una maniobra que salvó vidas