La menor explotada ya está a cargo de la Comunidad de Madrid