Los mariscadores gallegos alertan sobre la gran cantidad de cenizas en los ríos