Cómo arruinar un truco de magia en tan solo unos segundos