Alegría en un supermercado de Pedreguer: las cajeras celebran que les haya tocado el segundo premio de la Lotería de Navidad