La última locura en redes: hacerse un selfie mientras intentas chocar las manos