Las lluvias torrenciales siguen causando estragos en el norte y el centro de Perú