Los lácteos tendrán que indicar su país de origen en la etiqueta