Por primera vez, la campaña a golpe de Whatsapp