Una treintena de provincias en alerta por viento, nieve y frío, que han traído el invierno