Las inundaciones en Reino Unido dejan un panorama de lodo y escombros