"El zorro mordió a mi hijo como si fuera un trozo de pollo"