Un grupo yihadista obliga a cuatro secuestrados a pedir su rescate a Canadá