Remar junto a ríos de lava, el último reto del piraguista brasileño Pedro Oliva