Más de 300 viviendas destruidas tras el incendio en una favela