La viuda de un sargento saca los colores a Trump