Condenado a 18 años de prisión por asesinar a su novia y dormir tres días con su cadáver