La víctima de la explosión de Bali le salvó la vida a su marido