La vicepresidenta de Guatemala, atacada con harina