Una turista española muere en la favela Rocinha de Río por los disparos de la policía