Troy Davis, ejecutado tras el rechazo de su último recurso