Un grupo de treinta mujeres cruza la frontera entre las dos Coreas en una llamada a la paz