Los tornados mantienen en alerta los estados de Kansas, Oklahoma y Nebraska