El rechazo por parte de una de las víctimas, posible detonante de la masacre de Texas