El terror nazi llega a Madrid con una estremecedora exposición sobre Auschwitz