El Gobierno eleva a más de 5.800 los muertos por el terremoto