Se cumplen las 72 horas decisivas para encontrar vida bajo los escombros