El uso de virus modificados genéticamente puede combatir algunos tipos de cáncer