Abre en Londres el primer teatro español