Pierde la custodia de sus hijos tras subastar en internet a su bebé por 180.000 euros