A punto de morir aplastados por un silo mientras trabajaban