Las señales detectadas por los equipos de búsqueda pertenecen a una caja negra