Encerrados bajo tierra durante 10 años en nombre del islam