La isla más densamente poblada del mundo mide lo que un campo de fútbol y está en el Caribe colombiano