Se llevan más de 500.000 euros en el robo de una joyería que duró 30 segundos