Los republicanos dan casi por hecho el acuerdo para impedir el "abismo fiscal"