Los republicanos buscan competidor para Obama